Piensa

La vida es corta para levantarnos por la mañana con tristezas, nadie dice que será fácil, sólo te puedo asegurar que valdrá la pena

lunes, 9 de mayo de 2011

Una oportunidad para ti (Un sueño)


Estoy cansado de trabajar y de ver a la misma gente, de hacer las mismas cosas. Voy y vengo andando del trabajo todos los días, llego a casa y mi esposa me pone lo mismo para cenar que puso para comer, y encima no me gustó mucho que digamos y me lo como a disgusto.
Voy a entrar al baño y mi hija de tres años no me deja porque quiere jugar conmigo, no entiende que estoy cansado y quiero entrar al baño.
Después, tomo mi revista para leerla en mi sillón y mi hija nuevamente quiere jugar y que la arrulle entre mis brazos, yo quiero leer mi revista. A continuación mi mujer me pregunta:
-"¿Qué tal me encuentras con este vestido ? Me arreglé para ti"; le digo que bien sin despegar mis ojos de mi revista; para variar, se enfada por que dice que no la comprendo y que nunca la escucho, no sé por qué se disgusta si le pongo toda mi atención, es más, aún viendo la T.V. le pongo atención. (Bueno, siempre y cuando haya anuncios).
¡A veces quisiera estar solo y no escuchar nada! Estoy harto, sólo quiero descansar. Suficientes problemas tengo en el trabajo para también tener que escuchar los de casa cuando llego agotado. Mi padre también me incomoda y molesta algunas veces y entre clientes, esposa, hija, padre,me vuelven loco. Quiero paz. El único momento bueno es el momento de irme a la cama. Al cerrar los ojos siento un grán alivio. Me olvido de todo y de todos.
-Hola, vengo por ti.
-¿Quién eres tú? ¿Cómo entraste?
-Me manda Dios por tí, dice que escuchó tus quejas y tienes razón, es hora de descansar.
-Eso no es posible, para eso tendría que estar...
-Así es, si lo estás; ya no te preocuparás por ver a la misma gente, ni por andar, ni de aguantar a tu mujer con sus guisos, ni a tu pequeña hija que te molesta; es más, jamás escucharás los consejos de tu padre.
-Pero... ¿Qué va a pasar con todo? ¿Con mi trabajo?
-No te preocupes; en tu empresa ya contrataron a otra persona para ocupar tu puesto y por cierto, está muy feliz porque no tenía trabajo.
-¿Y mi esposa y mi hija?
-A tu esposa le fue dado un buen hombre que la quiere, respeta y admira por sus
cualidades que tú nunca observaste en ella y él acepta con gusto todos sus guisos sin pedirle nada, por que gracias a Dios y a ella, tiene algo que llevarse a la boca todos los días a diferencia de otras personas que no tienen nada que comer y pasan hambres hasta por meses; y además, se preocupa por tu hija y la quiere como si fuera de él y por muy cansado que siempre llegue del trabajo, le dedica tiempo para jugar; son muy felices.
-No, no puedo estar muerto.
-Lo siento, la decisión ya fue tomada.
-Pero... eso significa que jamás volveré a besar la mejilla de mi hija; ni a decirle te amo a mi esposa; ya no veré a mis amigos para decirles lo mucho que los aprecio; ni darle un abrazo a mi padre; ya no volveré a vivir, ya no existiré más, me enterrarán y ahí se quedará mi cuerpo cubierto de tierra. Nunca más volveré a escuchar las palabras que me decían: "Hey amigo,eres el mejor"; "Hijo mío, estoy orgulloso de ti"; "Cuánto amo a mi marido"; ¡Que alegría de verte papá!
-No, no quiero morir; quiero vivir, envejecer junto a mi esposa, no quiero morir todavía...
-Pero es lo que querías, descansar, ahora ya tienes tu descanso eterno, duerme para siempre.
-No, no quiero, no quiero. ¡Por favor, Dios!
-¿Qué te pasa amor? ¿Tienes una pesadilla? dijo mi esposa despertándome.
-No, no fue una pesadilla, fue otra oportunidad para disfrutar de ti, de nuestra, hija, de mi familia, de todo lo que Dios creó. ¿Sabes?, estando muerto ya nada
puedes hacer y estando vivo tienes la oportunidad de hacer felices a los demás.
¡Que bello es vivir! Hoy tengo un nuevo día ante mi y voy a aprovecharlo al máximo... mañana  quien sabe...

Los sueños, sueños son pero a veces tiene mucho de verdad. No nos quejemos tanto y disfrutemos del día a día

36 comentarios:

  1. Hay que saber valorar lo que tenemos y disfrutar con las pequeñas cosas.
    Un beso guapa.

    No es más feliz el que más tiene...

    ResponderEliminar
  2. Por eso todos los días doy gracias y les digo a los míos cuanto les quiero.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hermoso leerte
    Cuan cierto nos quejamos sin saber disfrutar de lo que se tiene.
    Que lastima!!!!!

    Cariños y buena semana

    ResponderEliminar

  4. Con mi afecto para ti!!

    L a fantasía se va haciendo llegar
    A taviada de amena evocación

    G ranjeando atenta lo positivo
    A trapando los sentimientos en ello,
    T rinos y halagos se hacen sentir
    A cariciando y dejándose acariciar

    C ual paso de una fugaz cometa
    O ndeando sus esperanzas al viento
    Q uedamente pero sin pausa
    U na estela de cariño va dejando
    E ntretejida entre las rimas
    T enaces en el empeño por crear
    A mistades hiladas en armonía...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  5. Está claro que a este hombre le hacía falta tener un sueño, reparador y revelador, que con tanto quejido se limitaba a pensar solo en él y en sus problemas sin ver más allá de sus narices.
    Una buena moraleja Katy, eres una buena contadora de cuentos.
    Ahora el señor y su familia serán más felices o eso espero.
    Besos, querida.

    ResponderEliminar
  6. Hola Sonrisa, ese es nuestro gran problema, que la mayoría de las veces no vemos más allá de nuestras narices:)
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Elysa, gracias por estas palabras. Eso es estupendo. Muchas veces sabemos y saben que les queremos, pero gusta oírlo también de vez en cuando.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Gracias Abu, yo se que a ti esto no te pasa. La vida y tu sensibilidad te han enseñado valorarar esto detalles y a la vez prodigalos
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola Gata.
    "T enaces en el empeño por crear
    A mistades hiladas en armonía"...
    Ya lo estás haciendo dejando tu saludo en mi blog. Cuenta con la mía,
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola Wendy el cuento no es mio lo he rescatado del ordenador entre todo lo que guardo. Expresa muy bien lo que pienso.
    Me ha gustado. La moraleja si es mía:)
    Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  11. Venga, vale, intentaré quejarme menos. Pero que sepas que no seré yo, seré otra, una impostora.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Como decía Calderón de la Barca... los sueños, sueños son, pero algunos no son pesadillas, aunque están muy cerca por la angustia que nos hacen pasar... y ahí está tu mensaje, hija, qué bien lo has escrito, Katy,hay que valorar lo que tenemos porque siempre tenemos algo que valorar... Bss...

    ResponderEliminar
  13. Mucha gente no es feliz porque no valora lo que tiene. Se amarga su existencia quejándose de lo que no tiene.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Yo haré como Elena...porque me parezco bastante al hombre de tu cuento :D

    Me haces pensar. Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  15. jajaj Elena, dicen que con la intención basta, pero creo que hay que intentarlo. Al margén de todo, aunque sea gruñendo diles lo mucho que les quieres. De eso se trata. No de que seas otra porque les deprimes encima:)
    Besos genia.

    ResponderEliminar
  16. Hola Maricari, he subido este post porque esto muy impactada por dos acontecimientos cercanos. La verdad es no sabemos cuando se caduca nuestro código de barras ni los de las personas queridas. Y luego es tarde para decirles cuanto las hemos querido.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Hola Antorelo, te doy la razón, en el fondo lo que nos amarga es valorar lo que tenemos y nos quejamos de lo que no tenemos.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  18. Jajaja, muy bueno Alma, creo que todos nos parecemos un poco a este hombre. Otra cosa que es que nos esforcemos en no serlo. A veces se consigue otras no. Ahí está nuestra grandeza y nuestras miserias.
    Pero seguro que eres un encanto (ya lo eres virtualmente)
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  19. Que atractiva reflexión, un mensaje lleno de realidades, escrito con alma literaria.

    Un abrazo,

    Luis.

    ResponderEliminar
  20. Esta es la historia del hombre, de todos los hombres. Nos quejamos de todos y no solemos apreciar lo que tenemos, sino que perdemos el tiempo añorando lo inalcanzable. Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Gracias Luis, la vida ofrece tantas cosas, que no quiero que por quejas se me escapen de las manos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Buenos días Francisco, opino como tu, las quejas no valen para nada, salvo para hacerle daño a uno mismo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Pásate cuando puedas por mi blog tienes algo para ti que con sumo gusto te lo dono, por tu buen hacer y buen blog.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracia Mari C. En un ratito me paso.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Vuelvo Katy para leer y opinar. Magnifico relato y con mucho de verdad. Cuantas personas tienen esa actitud hacia la vida haciendo infelices a los demás y a ellos mismos.
    En cada momento de la vida tenemos oportunidades realmente bellas y tenemos mucho. No entiendo la gente que juzga, critica, se queja... hay tanto, tanto que agradecer y disfrutar.
    Hay que dejar en el baúl lo que se cree que se tiene, esa nube oscura que deja ver la verdad, lo negativo y observar todo lo bueno que tiene nuestra vida y lo que nos ofrece, agarrarnos fuertemente a ello, porque es lo que nos procura felicidad y la oportunidad de no arrepentirnos de nada.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Gracias por el regalo Mari C y este comentario tan esclarecedor, tengo poco más que añadir. A medida que cumplo años valoro más la vida y cuanto hay de bondad y hermoso en ella.
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Hola, Katy, ya he recogido el regalo. Eres muy amable al acordarte de mí. Muchísimas gracias.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Gracias a ti Antorelo por aceptarlo. Tienes un blog estupendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Katy gracias por tu visita.
    No no soy sexologa, estudie bastante pero no de sexologa.
    Por eso al pie luce de quien es el articulo.
    Siempre digo la fuente de donde provienen mis post.
    Mis sentires son en rosado y de ellos si doy fé.

    Me agrado como estaba explicado el tema , lo vi desde mi punto de vista femenino, y me gusto compartirlo con ustedes, como muchas veces comento: tomando una rica taza de té.

    Cariños y gracis por siempre estar.

    ResponderEliminar
  30. Gracias Abu no me fijé en la fuente, pero ademas de eso podrías serlo también:) El post muy interesante bien explicado y fácil de entender.
    Un beso y gracias a ti por venir a aclararlo.

    ResponderEliminar
  31. No lo conocía y me ha encantado! gracias!
    te confieso que me he metido mucho en la historia y me he emocionado!
    cuánto nos quejamos las personas a lo largo del día, verdad?
    Apoyo esta segunda oportunidad de VIVIR la vida en positivo y conscientemente.
    UN abrazo,

    Laura
    http://elviajedelatortugablanca.blogspot.com

    ResponderEliminar
  32. Madame, ultimamente no tengo mucho tiempo a disfrutar, pero prometo hacer un poco más de hueco para ello.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  33. Gracias Laura por tu comentario. Eres muy jóven y estas cosas aunque se sepan en teoría van calando a lo largo de una vida. Según según pasan los años llega un día en las que lo haces tuyas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Me lo imagino Madame a ves la vida ns pone muchas pegas en estas ocasiones no hay otra que disfrutar de las pegas:)
    Sino estamos perdidas,
    Bisous y buena tarde

    ResponderEliminar
  35. Qué linda reflexión!
    Zuly Castillo
    http://pedacitosdetela.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  36. Me alegro que te hay gustado Zuly. Nos puede pasar a todos.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu pasos y mucho agradezco que dejes tu huella,

Translate